Jon Plazaola: «El público es muy importante en esta obra»

Jon Plazaola representa junto a Agustín Jiménez, Elena Lombao y Sara Gómez la obra ‘¡Qué nadie se mueva’!’ en los Teatros Luchana de Madrid. Nos da algunas claves sobre la obra y su personaje

Fotografía: Lola Olivares

Pregunta: Háblanos de tu personaje…

Respuesta: Creo que entre todos hacemos un personaje. Muchas veces, cuando presentas un trío o un cuarteto, como es el caso de ‘Friends’ casi todos los personajes suman uno. Todos tienen unas características y la suma de todo hace como un personaje. En nuestro caso es así; tenemos cuatro personajes (el Mosso, el Guardia Civil, el Ertzaina y la Policía). Endika tiene mis apellidos cuando escribimos la obra porqué yo se mis 10 apellidos y diciéndolos uno tras otro tiene mucha gracia para la gente del País Vasco que no está acostumbrada a escuchar estos apellidos uno detrás de otro. Es Ertzaina y de todos el más inocente. En este caso, me ha tocado el papel de tonto; el punto surrealista que le da a la obra. Cuando acaba, sin querer, da con la clave; es un personaje muy blanco y sincero.

P.: También jugáis con el público…

R.: Sí, el público es el quinto o el sexto personaje desde el principio. Hemos creado un espacio donde la gente piensa que va a ver la obra ‘Miedo y asco en las ventas’, es una plaza de toros. Desde que entra el personaje de Manuela (Elena Lambao), esa obra se suspende y empieza la nuestra; ahí es cuando el público entra en la obra cuando decimos que son testigos de un asesinato o sospechos@s. Cuando entra Pep también pide a las personas del público que enciendan el móvil… no voy a desvelar más. No queremos que vengan con miedo, no forman parte de una manera muy extrema.

P.: Esto es el País Vasco, podría tener éxito…

R.: Nunca se sabe, pero en Madrid está funcionando. Hay gente para todo: ¿Algunas personas se pueden sentir atacadas? Eso está en cada persona. Puede pasar de todo, pero creo que la obra es fácil; aunque parezca una gamberrada, buscamos un mensaje muy positivo. Eso al final, la gente lo entiende y sale con una sonrisa del teatro.

P.: ¿De dónde sacas el tiempo?

R.: Muchas veces andamos muy pillados, pero intentamos de vez en cuando, sacar tiempo para cargar pilas y volver con más fuerza aún si cabe. No soy de los que para quieto y me meto en todas las salsas; me gusta mucho escribir, estar delante de la cámara… y si puedo compaginar las dos es un regalo. Cuando hay trabajo, estoy feliz y es lo que me está pasando.

P.: Menudo éxito has tenido estas navidades con Aitziber Garmendia en el País Vasco…

R.: Eso me hace mucha ilusión, tener éxito con una obra en euskera. Eso tiene otro componente romántico; no es fácil que una capital vasca se llene el teatro con una obra en euskera. Estuvimos ocho días, con ‘Loosers’ y ‘Moko zorrotza’ llenando; vendiendo todas las entradas. Las personas que han ido han salido encantadas.

P.: También te podemos ver en ‘Madres’…

R.: Entro la segunda temporada y la primera la veremos pronto. Mi personaje es Eduardo y es terapeuta; veo a la gente con ilusión en este proyecto. Entra al hospital para ocuparse de los adolescentes con trastorno de alimentación. Ingresan también al personaje de Elena Irureta; mi madre en la ficción.

P.: ¿Tienes más tiempo para otros proyectos?

R.: De momento, hasta finales de marzo, ‘¡Qué nadie se mueva! en los Teatros Luchana. Luego veremos que podemos hacer con eso; estamos pensando en la posibilidad de hacer alguna gira. Si las cosas siguen así veremos la posibilidad de seguir ahí, buscar otro sitio en Madrid o salir de gira. Pero habría que ver cuando; en cuanto acabe esto, empiezo con Aitziber Garmendia de gira por España con ‘Loosers’ y también estaré con ‘Madres’. Veremos que más podemos hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *