Jesús Cintora: “Mi fuerte es el directo”

El periodista soriano, Jesús Cintora, tiene un nuevo programa en Atresmedia ‘Carretera y manta’. Esta nueva apuesta por la actualidad de La Sexta, lo llevará por diferentes provincias españolas y hablará con los protagonistas de las mismas, saliendo de la zona de confort de un plató de televisión.

Ayer se presentó a los medios de comunicación y nos contó diferentes aspectos del programa.

Pregunta: Háblanos del programa…

Respuesta: Hay una historia que vamos a contar, que sin duda, no pasará desapercibida. Es una historia, con una de las protagonistas que simboliza lo que queremos contar, va a llamar la atención de lo que está ocurriendo. Esa historia que queremos contar, inquieta y no te va a dejar impasible; te conmueve. En dos horas de programa, contaremos más cosas y hay un equipo de reporteros y periodistas que están preparando material para el programa. La idea es contar lo que nos está ocurriendo, de lo que ocurre y contar las historias a través de sus protagonistas. De ahí, ofrecer unas determinadas fotos de lo que está ocurriendo.

P.: ¿Echabas de menos el directo?

R.: Creo que el directo es mi fuerte, estoy acostumbrado a hacer programas sin guion pero con una escaleta. Me ha tocado desde muy joven, en la radio, narrar un montón de noticias con un titular escrito a bolígrafo y salir corriendo al estudio a contarlo; me desenvuelvo muy bien en el directo. Me gusta escuchar y hablar con la gente y en el directo puedo sonreír y buscarle a la noticia, que puede tener su punto serio y dramático, un punto de sonrisa; como se dice “al mal tiempo, buena cara”.

P.: Hay muchas ofertas en todas las cadenas el miércoles, pero ¿Por qué tenemos que sintonizar La Sexta y ver ‘Carretara y manta’?

R.: Animo a que nos vean, a que sientan como hay un equipo de técnicos y periodistas que se montan en un camión y se van a viajar por España y que quieran contar lo que está ocurriendo. Hay cosas que pasan que no quieren que se cuenten, pero las estamos sufriendo y están pasando: empleo, desempleo, sueldos, listas de espera, precio de la lista de la compra… creo que a estas cosas, por ejemplo, no se le está prestando la suficiente atención. Estamos en debates de otro tipo, de mayor escala política probablemente: el escupitajo, el Brexit, el modelo terriotiral… es bonito que la gente que te cuente lo que está sufriendo y lo que está sintiendo. Si al mismo tiempo, lo estamos haciendo en directo, moviéndonos en un plató en pleno invierno y con muchos trabajadores que llevan tiempo dedicándose a esto tiene su atractivo.

P.: ¿Cuánto va a haber de improvisación?

R.: Un programa, por lo general, tiene una escaleta y a veces ni eso. El espíritu es que haya una escaleta y un orden, pero no van a estar escritas las preguntas a cada uno, ni va a estar escrito estrictamente el orden; queremos que haya un punto de espontaneidad y naturalidad. Sobre todo, hay que escuchar.

P.: ¿Cómo llegaste a esa idea y como ha sido el trabajo, hasta llegar al formato?

R.: Me gusta tener ideas y dar vueltas a que hacer. Siempre pienso que el mejor programa está por hacer y dentro de lo que se puede hacer, es contar lo que pasa; lo que ocurre. Me parecía interesante trabajarlo con participación ciudadana, con la gente a la que le está ocurriendo. Nos ha parecido bonito el hacerlo, no en un plató en Madrid, sino moviéndonos con un equipo de reporteros y periodistas. Hacerlo en La Sexta con una referencia informativa es total. La última pretensión de todas es hacer algo digno, estoy en esto por eso. Hay determinados programas que no haría pero respeto a quien los hace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *