Alba Gutiérrez: «Lucía llegó en un momento inesperado»

Alba Gutiérrez es una de las actrices más prometedoras del panorama nacional. Tras su paso por series de éxito como ‘Acacias 38’ y ‘Amar es para siempre’, nos cuenta nuevos proyectos que tiene en mente.

Pregunta: ¿Cómo has llevado el confinamiento?

Respuesta: He tenido varias fases, pero supongo que a todo el mundo le ha pasado lo mismo. Empecé a escribir y a hacer deporte.

P.: ¿Has descubierto algún talento oculto?

R.: Siempre había querido hacer un proyecto que nunca había tenido tiempo de escribir. He tenido dos largos meses de quedarme en casa y lo he hecho y me ha gustado mucho la experiencia. Necesito mucho más trabajo, pero es algo que me ha llamado la atención y que me apetece seguir indagando.

P.: ¿Has escrito un guion?

R.: Sí. Sería para un proyecto de serie.

P.: Eres una chica de series diarias…

R.: Soy la adrenalina en vena (risas). Madrugo de siempre, soy una chica que vive de día y a la noche ya me canso mucho. Aunque me acueste tarde, me despierto pronto.

P.: ¿Cómo llega ‘Acacias 38’ y su personaje Lucía a tu vida?

R.: Lucía llega en un momento muy inesperado. Desde que hice el casting, pasó mucho tiempo hasta que me dieron una respuesta se me había olvidado. Estaba metida en muchos proyectos de teatro y de repente me llamó mi representante dándome la noticia de que sería Lucía y eso fue maravilloso.

 

P.: ¿Cómo fue interpretar a un personaje como este?

R.: Gracias a este personaje me enfrentaba a mi primer trabajo a nivel profesional. Había hecho muchas cosas de teatro, pero a nivel audiovisual, había trabajado con mi madre en ocasiones pero no a nivel profesional. Fue un subidón eso de conocer el plató, el equipo técnico, de como era un guion… Lucía pasó por muchas cosas. Empezó como un personaje lleno de luz e inocencia y de repente se convirtió en una mujer muy gris, en una mujer maltratada de la época…

P.: ¿Qué le has aportado tú a Lucía y Lucía a ti?

R.: Siempre aportamos algo de nosotros mismos a los personajes y hacemos un híbrido entre nuestra forma de ser y nuestro personaje. He aportado un poco de mi inocencia y Lucía creo que me ha enseñado a como es esa evolución de una mujer de la época.

P.: Eres una chica de series de época…

R:: Los trajes son maravillosos porque la gente que está en vestuario en ‘Acacias 38’ es increíble. Cómodo no es, pero te ayudaba a meterte en el personaje. He de decirte, que me caí varias veces. Soy muy activa e iba del set de rodaje al baño en 5 minutos corriendo y alguna buena leche me he metido.

P.: ¿Qué respuesta has recibido en Italia?

R.: Es todo un fenómeno. He de decir que este verano quería ir a Italia, pero está un poco complicada la cosa. Quería aprovechar el boom de la trama que se va a acabar allí.

P.: Llega el momento de decir adiós a Acacias y llega ‘Amar es para siempre’…

R:: Fue un momento de transición e hice una obra de teatro en el CDN (Centro Drámatico Nacional). La carga de ‘Amar es para siempre’ era otra porque aquí no tenía un papel protagonista como tuve en ‘Acacias 38’. He topado en dos series diarias maravillosas.

P.: Ahora se van a retomar los rodajes pero va a ser un poco extraño…

R.: Vamos a tener que contarlo con la mirada al no haber besos ni abrazos y eso es otro tipo de trabajo.

P.: Cine has hecho también…

R.: Sí, con mi madre Chus Gutiérrez y Elena Manrique. Eso fue cuando era mi pequeña y no era consciente.

P.: Tener en casa a una maestra del cine, es normal que te dediques a esto…

R.: Toda mi familia materna, de una manera o de otra, se dedica al arte y yo lo he visto desde pequeña. Hay momentos buenos y malos y yo se como es, pero aunque sepa como es, no quiere decir que me de miedo ni lo pase mal en el día a día. Es algo que tengo más asumido que es así gracias a lo que he visto.

P.: ¿Qué consejos te han dado en casa?

R.: Antes de ser actriz, quería ser bailarina; siempre he querido hacer algo que tenga que ver con el arte. Cuando le dije a mi madre que quería ser bailarina me dijo «¡Lo vas a pasar mal!». Cuando decidí que no me sentía agusto en el mundo, ella me animó a meterme en la interpretación. Hoy en día todos los caminos son complicados y hay que luchar por ellos.

P.: Vamos a conocer a una Alba más personal ¿Tienes alguna manía?

R.: Si oigo un ruido por la noche o me despiertan tengo que ir sí o sí al cuarto de baño.

P.: ¿Algún vicio que tengas?

R.: El chocolate negro me encanta y el aguacate. Soy muy fan.

P.: Dices que el motor de tu vida es el amor…

R.: Es el motor y la luz. Me mueve la gente limpia y la luz en general porque hay mucha oscuridad.

P.: ¿Te gusta viajar?

R.: Me gusta viajar, pero no me gusta viajar mucho y poco. Me gusta viajar y quedarme un poco en el sitio, incluso vivir allí.

P.: ¿Qué sueños tienes?

R.: Tengo muchos, pero ahora estoy un poco rara. Ahora mismo es vivir al día y seguir trabajando en mi profesión viviendo tranquila y sobreviviendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *