Alexandra Masagkay: «Todos los trabajos que me han salido han sido retos y pruebas que te pone la vida para seguir creciendo como artista y como persona»

Alexandra Masangkay es una actriz catalana de origen filipino. Ha trabajado en dos películas de gran éxito como ‘1898: los últimos de Filipinas’ o más recientemente en ‘El Hoyo’, película que ha cosechado un gran éxito tanto nacional como internacional en este confinamiento.

P.: ¿Qué has hecho para matar el tiempo estos días?

R.: Siento que no he parado y me siguen faltando las horas. A raíz de ‘El hoyo’, he abierto mercado en EEUU y hay mucho movimiento por ahí, por eso, estoy haciendo bastantes pruebas. Estoy prácticamente todo el día estudiando y también, mejorando mi inglés. Si surge una oportunidad en el extranjero sería maravilloso, pero si me puedo quedar en España también estaré feliz. Intento sobre todo estar físicamente activa, que es lo que más he necesitado. Si tengo el cuerpo trabajado mi mente está tranquila, es una forma de estar en equilibrio conmigo. Me he puesto a pintar también cuando tengo hueco.

Pregunta: En un principio ibas para la música ¿No?

Respuesta: Iba para ingeniera, pero después la vida, empezó a dar vueltas. Tengo raíces Filipinas y ahí, la mayoría cantamos porque hay karaokes por todos lados. Desde muy pequeña me encanta cantar y tomaba clases de canto porque me apetecía. Me salió la oportunidad de ‘Operación Triunfo’ y no me lo esperaba para nada.

P.: Te llega esa oportunidad de ‘Operación Triunfo’…

R.: Tenía 18 años y era mi primera experiencia en algo artístico fui como una especie de esponja. Para mi era el tomar clases y concierto todas las semanas rodeada de muchas personas y fueron como 5 o 6 semanas y para mi fue maravilloso.

P.: ¿Cómo recuerdas esa estancia?

R.: Estuve hasta el final, pero lo recuerdo como un aprendizaje continuo.

P.: Sales de la Academia, ¿Y luego qué?

R.: La experiencia fue bonita, pero volví a la universidad. Mis padres no querían apostar mucho porque yo me dedicara a ello, pero ya estaban pensando que se me podía dar bien. Me salió una oportunidad en Madrid de una serie para Mediaset, llamada ‘Dreamland’. Me llamaron para componer canciones, cantar y para algún papel pequeño. Yo le dije a mi padre que era una oportunidad muy importante y que solo eran tres meses de rodaje; me fui y jamás volví (risas). Empecé a buscar escuelas para formarme porque me fascinó este mundo y al final… ¡Son ya ocho o nueve años!

P.: Después llegaron más series como ‘Más de 100 mentiras’…

R.: Empezaron a salir cosas, pero en esta serie, era un personaje protagonista donde interpreté a un personaje de 16 años. Era un personaje complejo porque tenía sus traumas y patologías.

P.: Has estado también en musicales como ‘The Hole 0’ o ‘Flashdance’…

R.: ‘The Hole 0’ fue el primer espectáculo por donde nos fuimos de gira por España y fue un reto. Me he formado en danza, canto e interpretación pero en danza ando un poco perdida. Empecé a entrar en contacto con ello haciendo un personaje llamado ‘Lucy’. Todo su show está relacionado con el público y es improvisación constante. Eso me supuso una oportunidad de crecer como actriz haciendo un personaje que improvisa en el momento y que relaciona con el público.

En ‘Flashdance’ fui Kiki, que solo canta e interpreta. Al productor le gusto mi trabajo, y junto a la coreógrafa Vicky Gómez, apostaron por mi y decidieron darme una formación de danza clásica y jazz para hacer también de protagonista. Estuve 4 meses haciendo 30 horas a la semana, cuando nunca había tomado clases de baile y menos algo tan técnico. Todas las oportunidades y todos los trabajos que me han salido han sido retos y pruebas que te pone la vida para seguir creciendo como artista y como persona. Es un personaje complicado por que tienes que bailar y cantar estando constantemente en escenario.

P.: ‘Los últimos de Flipinas’, ¿Qué supuso para ti?

R.: Mi personaje era una nativa del pueblo filipino, y por aquel entonces, los llamaban tagalos. Yo era una Tagala en plena época de guerra y es un personaje muy fuerte con mucha presencia. El vestuario que llevaba era algo sencillo con una camiseta muy ligera y una falda. La mayoría del tiempo iba descalza por la aldea que se construyó de cero. Grabábamos en Canarias en un espacio vacío para construir esa aldea en unas seis semanas. Fue una maravilla trabajar con Salvador Calvo, él iba de un lado para otro con los apuntes. Es un director que trae el trabajo hecho de casa y muy pensado. Previamente habíamos tenido muchos ensayos y me contó como se había imaginado mi personaje. Fue muy fácil poder hacer una primera película de un presupuesto tan grande con un director tan cercano y que supiera decirte exactamente lo que quería y la forma de ayudarte para llegar a ello.

P.: ‘El Hoyo’, durante las primeras semanas de confinamiento, ha sido una de las películas más vistas a nivel internacional ¿Pensabas que iba a tener tanta repercusión?

R.: Creía que igual no salía. Grabamos esto hace dos años y compaginaba rodaje con la gira de ‘The Hole 0’. Pasó tiempo y nadie tenía noticias de nada, entonces empecé el musical de ‘Flashdance’ y de repente veo que se va a presentar los Tiff en Canadá. Ahí la compró Netflix y comenzó ese movimiento. Yo no había visto nada y no sabía lo que estaba sucediendo. Después llegó Sitges y fue finalmente donde pude verla, el público de ahí es fantástico. Salí bastante revuelta tras ver la película por ver el trabajo que se había hecho.

P.: Háblanos de tu personaje…

R.: Miharu es una mujer muy salvaje y yo intenté tirarla hacia ese lado. Venía de querer tocar el ukelele y ser la Marily Monroe asiática a entrar en el hoyo. Las cosas que suceden ahí la transformaron y se convirtió en salvaje, tiene un motor maternal con una fuerza incondicional.

P.: Ahora, ¿Qué?

R.: Vamos a ver cuando comienza todo y poder hacer una vida más parecida a lo que era antes, aunque va a ser distinta o eso espero. Abrí este año un estudio para actores que se llama ‘La Pulapu’ y a causa de esto, tuvimos que cerrar. Tengo ganas de volver a activar este estudio. También tengo proyectos pensados para un cortometraje que queremos grabar en cuanto esto se active y un largometraje que está aún por confirmar. La situación no es muy idónea como para poder cerrar fechas o proyectos al 100%. Hay cosas y movimiento.

P.: Vamos a conocerte un poco más a nivel personal ¿Tienes muchas manías?

R.: Ahora tengo más manías que antes. Por ejemplo; puede haber muchas cosas en una mesa, pero siempre tienen que estar bien colocadas.

P.: ¿Algún vicio confesable?

R.: Me encanta mucho dormir. En todo este tiempo me he puesto alarma todos los días y me decían que podía retrasar las horas y cambiar de rutinas. Si no lo llego a hacer, me podía pasar horas y no se cual sería mi tope. Tengo un problema: duermo mucho de día, pero de noche, tengo insomnio.

P.: ¿Cómo combates el insomnio?

R.: Intento evitar el móvil porque no ayuda. Siempre me pongo alguna película o serie, pero no importantes.

P.: En cuanto a la alimentación ¿Miras mucho lo que comes?

R.: Intento comer saludable, pero no soy muy quisquillosa. Lo que si intento, es comprar productos ecológicos.

P.: ¿Qué sueños quieres cumplir?

R.: Poder dirigir una película. Tengo cosas pendientes que me encantaría hacer.