Hablamos con Silvia Alonso y María León acerca de su última película: ‘La lista de los deseos’

Silvia Alonso y María León protagonizan, junto a Victoria Abril, la nueva película de Álvaro Díaz-Lorenzo ‘La lista de los deseos’. Es el primer estreno en salas de cine tras la crisis sanitaria provocada por el Covid 19. Nos cuentan más detalles acerca de sus personajes.

Fotografía: JulioVergne

Pregunta: ¿Cómo son vuestros personajes?

María León: Eva es una chica de unos treinta y tantos años independiente; una chica actual. De repente le toca vivir un proceso en la vida que es un cáncer de mama con el que tiene que aprender a tener el conocimiento acerca de la enfermedad y caminar con ella. Decide hacerlo haciendo un viaje con dos amigas que para ella son dos pilares importantes en la vida.

Silvia Alonso: Mar es la mejor amiga de la infancia de Eva y está en un momento raro porque se acaba de separar; ella tiene muy claro lo que quiere. Esto le lleva a vivir con su amiga Eva y en ese momento es cuando descubren que ella tiene cáncer y se convierte en esa persona que acompaña a su amiga en ese proceso. Ella intenta ser un pilar e intenta sustentarla y acompañarla dando mucha libertad y espacio para que vaya transitando en los procesos. También es un personaje con mucho ímpetu y humor. Se mezcla ese carácter con la premisa de la que parten que es el cáncer, que también por dentro está muerta de miedo por su amiga.

P.: ¿Tenéis alguna lista de deseos hecha?

S.A.: Yo no la tengo hecha.

M.L.: En un momento la lista de los deseos se convierte en una responsabilidad mayor. Lo que nos gustaría poner como prioridad en la lista de deseos es no dejar de tenerlos, seguir soñando y caminando.

P.: ¿Qué os han aportado los personajes a vosotras y vosotras a los personajes?

M.L.: A nosotras lo que nos ha aportado el personaje ha sido una experiencia y conocimiento de la enfermedad. Ser consciente del proceso de la enfermedad, para mi, ha sido un aprendizaje. También creo que he aprendido a la importancia al decidir, el saber decidir y como uno quiere vivir con lo que tenga encima. Es el caso de Mar con el cáncer que padece.

S.A.: Comparto con el personaje el intentar tomarme todo con humor e intentar sacar el lado positivo de las cosas. Uno de los mensajes de la película también es aceptar las circunstancias que te rodean, aceptar las cosas que te vienen dadas e intentar sacar lo mejor de cada situación.

P.: ¿Cómo fue ese rodaje? La fotografía es impresionante…

M.L.: El director de fotografía lo tuvimos muy presente (risas). A Valentín lo queremos y lo adoramos con nuestro corazón. Tuvimos la suerte de estar rodeados de muy buenos profesionales. Valentín le pone todo el corazón del mundo y entusiasmo. Para él cada plano era como hacer un niño y esa pasión también se la puso el director, las actrices y todo el equipo. Es importante que te guste tanto la historia que cuentas y el ejercer el trabajo; la pasión del cine.

S.A.: Hemos rodado en unos sitios espectaculares, que son como un plató.

P.: ¿Cómo fue ese reencuentro con Álvaro y volver a trabajar con él?

S.A.: Las dos ya lo conocíamos y lo bueno de él es que le gusta mucho lo que hace y disfruta. Genera muy buen ambiente en el rodaje y confía mucho en la gente con la que trabaja dándote espacios para probar y equivocarte. Te da libertad para probar todo lo que se te pase por la cabeza. Hay veces que dice…«por ahí no». Si no hubiese nadie al mando ¡Dónde acabaríamos! (risas). Es un gustazo que por parte de dirección sea generoso, el darte ese espacio que creo que tanto necesitamos los actores.

M.L.: Estoy de acuerdo con Silvia. Álvaro es ‘disfrutón’ que le apasiona mucho su trabajo, el guion es suyo y es algo muy personal. Normalmente cuando hay un trabajo tan íntimo cuesta mucho compartir y sobretodo en delegar en el otro para que pueda tomar una decisión y modificar ese trabajo. Él tiene esa libertad y esa generosidad, que para mi gusto, creo que es inteligencia. Lo hace fácil y se implica en el proceso creativo, tanto con los actores como con el equipo técnico y verlo a él disfrutar hace que su equipo disfrute con él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *