María Morales: «Mi personaje en la serie le da un contrapunto a la historia»

María Morales es una actriz ‘todoterreno’. Ha trabajado en numerosas series de televisión, películas y teatro. Ahora, nos habla de su nuevo proyecto ‘La línea invisible’ que hoy estrena Movistar+.

Pregunta: ¿Cómo estás llevando estos días?

Respuesta: En general bastante bien, al estar un poco estresada, necesitaba parar. En lo personal me ha venido muy bien esta frenada en seco. Estaba actuando en el teatro y la función se ha suspendido, otro estreno que tenía para mayo se ha parado… hay unas repercusiones económicas y laborales distintas pero confío que, en cuanto se retome todo, va a despegar. No se como saldremos de esta ‘pequeña’ catástrofe pero como siempre hemos salido, saldremos.

P.: ¿Qué estás haciendo para matar el tiempo?

R.: Lo intento con el yoga y el deporte. Tengo dos niños mellizos de 7 años que están en casa y estoy de profesora, monitora, nos hacemos conciertos, jugando con ellos más que nunca… en ese sentido me ha venido muy bien porque, como afortunadamente tengo mucho trabajo en todas las temporadas teatrales, los veía muy poco. Estamos aprovechando para hacer cosas y conocernos más. A nivel familiar, me está viniendo muy bien.

P.: ¿Es difícil distraerlos?

R:: Ellos saben todo lo que está pasando. Desde el colegio les estaban poniendo en aviso y venían con muchas nociones. Los míos son dos y, al ser mellizos, tienen una conexión especial y se llevan muy bien. Lo están entendiendo bastante bien y no echan demasiado de menos la calle. Hay momentos en los que tienen mucha energía desbordante y tenemos que hacer conciertos. Menos mal, que en el momento del aplauso, gritan y se desahogan. Los momentos difíciles son los menos y el resto bastante bien, debe ser que nos hemos pillado con muchas ganas.

P.: Hoy se estrena ‘La línea invisible’ en Movistar+ ¿Cómo fue el rodaje?

R.: Ha sido uno de los rodajes que voy a recordar con más cariño porqué ha sido en San Sebastián que es una ciudad que me encanta, donde voy mucho por trabajo. El estar ahí muchos días y poder disfrutar la ciudad es maravilloso. Trabajar con Mariano Barroso es siempre un placer porqué me parece uno de los directores más inteligentes que hay. También he descubierto las personas de Alex Monner y Enric Auquer que son dos enormes actores y unos compañeros brillantes. El equipo también ha sido maravilloso: la script, los directores de fotografía… todos en general. Soy muy afortunada también con el personaje, que sin ser uno de los que más aparece en la serie, cada vez que aparece le da un contrapunto a la historia; está mucho más centrado en el núcleo familiar y personal. La carga emocional y de humanidad que tiene, en todas las escenas que el personaje aparece, me han supuesto una alegría. Cada vez que aparece es un momento de ‘pico’ en uno u otro sentido y de mucho disfrute a la hora de actuar y en lo que cuenta la historia. Tenía escenas de mucha dificultad emocional pero por los compañeros, el ambiente y lo que genera Mariano en rodaje, he disfrutado mucho. Me he sentido con la capacidad de crear en lugares donde era difícil.

P.: Aunque sea una historia negra de nuestro país, debemos recordarla para no repetirla…

R.: Justo antes de que me llamaran para hacer esto, estuve viendo una trilogía sobre el terrorismo de tres momentos de los inicios de la banda armada. El momento muy conflictivo lo viví en Córdoba y, si en el resto de España había generado un miedo y un oscurantismo, no me imagino lo que podía ser en Euskadi. Me parece un acierto hacer series para que la gente pueda hablar de sus cosas, aún pasando algunos años. Si a mí me cuesta tener una idea u opinión,  más o menos clara, no imagino que es estar ahí y tener amigos de un bando y de otro de ideologías y comportamientos diferentes. Es importante que se hable.

P.: Has compartido cartel con Anna Castillo y Antonio de la Torre entre otros. Todos muy buenos actores…

R.: Todos son admirados y es un cartel interesante. Está rodada con mucho mimo y tiene toda la pinta de que esto va a ser la leche.

P.: Son seis capítulos de 50 minutos y más de uno se los devorará en una tarde…

R.: Es bastante probable. Está bien donde termina la serie porqué lo que interesa es contar cuando se traspasa la línea invisible, pero una vez se ha traspasado, la historia es otra. Es ver como unos chavales se convierten en terroristas y la serie va de ese tránsito; ni de la situación anterior ni posterior. Se ven cuales son la circunstancias políticas y humanas para que eso se produzca, pero no hay posibilidad de segunda temporada. Esto va a ser devorado en una tarde.

P.: ¿Cómo es tu personaje?

R:: Mi personaje es la madre de Xabi Etxebarrieta y se llama Asunción Ortiz. Me costó mucho encontrar historias sobre esta mujer, precisamente, por este oscurantismo del tema, y no había casi referencia bibliográfica. Cuando conseguí información sobre ella, vi que fue la primera telefonista funcionaria en el ayuntamiento de Bilbao. Era una mujer que se quedó viuda muy joven con cuatro hijos y sobrevivió a la muerte de dos de sus hijos y su marido. Consiguió muchas cosas en la vida y me parece un personaje fascinante, es como para hacer su serie aparte. En ‘La línea invisible’ se centra mucho en la relación que tiene con sus hijos.

P.: Repasando tu trayectoria, has trabajado en muchas series de este país como ‘Las chicas del cable’, ‘Pulsaciones’, ‘Cuéntame’, ‘Amar es para siempre’…

R.: Me siento muy afortunada con tener este curriculum. En nuestra profesión se reciben muchos no y cuando lo vuelves a recibir, que esta semana me ha pasado, piensas en que has tenido trabajo en series muy buenas. Me siento muy afortunada de trabajar donde he trabajado.

P.: ¿Qué consejo le darías a la María del comienzo?

R.: No me arrepiento casi de nada, he sido muy loca e inconsciente en gran parte de mi juventud. Eso me ha hecho vivir cosas que me vienen muy bien ahora. Le diría que confíe en que lo mejor está por llegar y se cuide un poco más.

P. ¿Qué es lo primero que harás cuando acabe todo esto?

R.: Creo que pasear. Vivo en una zona de Madrid con muchos árboles y parques. Veo que está apareciendo la primavera que me encanta y lo primero creo que será pasear. Después quedar con mis amigas que las echo mucho de menos. Para mi, la vida social y la amistad es lo más importante. Me voy a organizar una comida o tomar algo con mis amigas al sol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *