Marta Etura: «Amaia ha sido un personaje rico y complejo»

Marta Etura protagoniza, como Amaia Salazar, la última película de la trilogía del Baztán ‘Ofrenda a la tormenta’, basada en las obras de Dolores Redondo y dirigidas por Fernando González-Molina.

Fotografía: Michael Oats

Pregunta: La película no ha tenido el estreno que merecía…

Respuesta: Sí, fue una pena. Íbamos a Málaga a estrenar en el festival inaugurándolo, pero dos días antes empezaron a cerrar todo y se decretó el estado de alarma. Es una pena enorme porque creo que era una película para verla en pantalla grande, pero no va a poder ser. Afortunadamente estrenamos en Netflix y estamos también muy contentos dadas las circunstancias; es lo mejor que va a llegar al mundo entero.

P.: Ir al festival era como un sueño, siempre ir al festival es tener contacto cercano con la gente que la ve…

R.: Exacto. Es el día donde puedes sentarte en la butaca y compartir el esfuerzo que has hecho porque en este caso ha sido doble. Hemos grabado la segunda y la tercera a la vez y sentarte con la gente es vivir la película con ellos viendo la reacción del público. Eso lo vamos a perder y es una pena. También es la oportunidad de juntarte con el equipo y vivir ese cierre de esa trilogía. Ha sido un trabajo muy intenso y muy duro.

P.: Se rodaron las dos a la vez. Fueron unas 19 semanas de rodaje…

R.: Empezamos en agosto y terminamos en enero.

P.: ¿Cómo recuerdas ese rodaje?

R.: Nos tocó de todo. Empezamos en agosto rodando en interiores en Barcelona e ¡Imagináte! Con los focos grabando en interior… el primer día estábamos grabando en un baño que hacía 46 grados. Sudábamos mucho y venía Eva de maquillaje todo el rato a quitarnos el sudor porque eso era una sauna. Hemos pasado por todo tipo de climas y temperaturas . Acabamos rodando en enero en exterior con lluvia y mucho frío.

P.: Ese rodaje entonces lo recuerdas con especial cariño…

R.: Sí, ha sido intenso en todos los sentidos y hemos pasado por todas las climatologías y localizaciones habidas y por haber. Emocionalmente ha sido un personaje muy rico y complejo. Era apasionante para mi y era una de las cosas más atractivas que me parecía de este proyecto. Amaia es una policía que no solo tenía que investigar una trama policial, sino, que estaba vinculada con su familia e historia. Ha sido muy intenso y poderoso y un viaje muy grande.

P.: ¿Qué le has aportado tú a Amaia y qué te ha aportado Amaia a ti?

R.: Yo le he aportado mi físico, mi voz y mi corazón. Estaba absolutamente entregada a este proyecto y al rodaje. Le he entregado mi entrega más absoluta, el querer hacer la mejor Amaia posible y ella me ha entregado un conocimiento. Ha sido un personaje que me ha enseñado muchas cosas y no sabría decirte qué.

P.: ¿Qué tiene de especial esta última película de la trilogía?

R.: Esta última parte es como una tragedia griega y es donde estalla todo. Al comienzo de la película está en un momento muy vulnerable porque se le está escapando todo de las manos y no consigue encajar las piezas del puzzle. No sabe donde está su madre y a la vez siente que su madre sigue viva. Empieza en un lugar muy alto y va sumando hasta que todo explota. Luego se colocan todas piezas del puzzle y ella acaba de entender todo.

P.: Se va a dar una resolución final a todo lo acontecido ¿No?

R.: Sí, la película acaba resolviendo todo lo que le queda en duda al espectador e incluso a la propia Amaia. Al final de esta tercera película aparecen todas las fichas del puzzle y es capaz de colocarlas, pero eso no quita, para que Amaia Salazar pueda tener más vida.

P.: ¿Qué pensaste cuando te llegó la oportunidad de interpretar a Amaia Salazar?

R.: A priori no se me ofreció una trilogía. Yo hice una prueba para ‘El guardián invisible’ y cuando me escogieron me dijeron que formaba parte de una trilogía, pero no se sabía que se iba a rodar la trilogía entera. Me dijeron que existía la posibilidad de que se rodara y todo dependía de como funcionara la primera. Hicimos la primera de manera independiente y, una vez se vio que funcionó, se hizo la trilogía completa haciendo la segunda y la tercera juntas por una cuestión de producción. Son películas muy grandes que no se hubiesen podido rodar por separado.

P.: ¿Qué evolución ha tenido Amaia?

R.: Una gran evolución. Ella empieza en un lugar muy oscuro, es una mujer que tiene una herida muy grande de su infancia, que de alguna manera, no es capaz de enfrentarla a pesar de su valentía. Siente que quiere ser madre porque, en algún lugar del subconsciente, sabe que esa maternidad le va a ayudar a enfrentarse a su herida que es muy grande y le hace mucho daño. A lo largo de este viaje será madre y se enfrentará a esa herida tan enorme que le supuso que su madre la rechazara y la quisiera matar.

P.: ¿Por qué tenemos que ver la película?

R.: Primero porque es un thriller que desde que te sientas te atrapa y no te suelta. La gente que es lectora de la trilogía de Dolores y ha sido seguidora de ‘El guardián invisible’ y ‘El legado en los huesos’, va a encontrar la solución a todos los conflictos. Creo que es una película que está muy bien contada y es muy interesante de ver. En esta trilogía se habla de muchas cosas: la conciliación como madre del trabajo con la maternidad, las heridas que suponen los conflictos familiares y la lucha del ser humano entre el bien y el mal.

P.: ¿Cómo has llevado el confinamiento?

R.: He tenido la enorme suerte que nadie de mi familia ha estado enfermo y por ese motivo bien y contentos de que todos estemos sanos. Pudimos salir de Madrid antes de que se cerrara y me fui al campo a pasar el confinamiento que eso también ha ayudado mucho. Con mucha angustia al ver todo lo que estaba sucediendo y lo que estaba viviendo la gente y sus familias. He pensado mucho en los sanitarios que han vivido algo durísimo y terrible. Ha sido un tiempo de muchas emociones muy encontradas; angustia y gratitud y poder parar viviendo el presente más que nunca. El dolor y la angustia estaban constantemente y a la vez poder pasar tiempo con la gente que quieres.

P.: ¿Próximos proyectos?

R.: Hay una incertidumbre enorme y ahora mismo no te puedo contar nada. Tenía una película americana para rodar fuera, pero no se si se va a rodar. También tengo 3 proyectos que quiero sacar adelante y están en un momento muy verde. Ahora mismo no tengo nada en concreto para decirte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *