Pol 3.14 brilló ayer en su concierto más íntimo en la sala Bardot en Madrid

Pol 3.14 brilló anoche en su concierto en la sala Bardot situada en la calle Joaquín Costa 29, regalando al público grandes momentos de emoción tras varios meses sin subirse a un escenario en la capital.  

Durante su actuación, el artista quiso charlar con su público entre canciones, algo que no veíamos desde hacía mucho tiempo. Posado a los pies del escenario, con su guitarra y sin micrófono, comenzó a preguntar a los asistentes si habían extrañado tanto la música como lo había hecho él.  

Una charla que, como comentaban entre asistentes, no habían visto jamás. Momentos de distensión, disfrute y sobre todo mucha responsabilidad. Con un aforo de 66 personas y un equipo de profesionales de la sala Bardot velando en todo momento por el cumplimiento de todas y cada una de las medidas de seguridad.  

Máximo 6 por mesa, con distancia de seguridad, mascarillas y sin levantarse. No evitaron que ni el propio Pol pudiese escuchar más allá de su voz, pues su público quiso cantar más fuerte aún si cabe.  

Por último, el cantante y compositor madrileño quiso dedicar unas bonitas palabras de agradecimiento a los responsables de la sala Ignacio Suárez de Toledo, Pablo Casas y Álvaro Aguiar por apostar por la música en directo y hacerlo cumpliendo con todas las medidas de seguridad.