Ya podemos disfrutar de ‘La vuelta de Nora’ en Madrid

‘La vuelta de Nora. Casa de muñecas 2’ de Lucas Hnath llega a la escena madrileña de la mano del director Andrés Lima (Urtain, Los Macbez), el próximo 25 de abril en el Teatro Bellas Artes.

Aitana Sánchez-Gijón (La Chunga, Las Troyanas) da vida a Nora la protagonista de estasecuela de Casa de Muñecas de Ibsen, escrita en el 2017 por Lucas Hnath, joven dramaturgo estadounidense, uno de los escritores teatrales del momento en EEUU.

La acompañan en escena Roberto Enriquez (Arte, El pequeño Poni), Maria Isabel Díaz Lago (Las mujeres de verdad tiene curvas) y Elena Rivera (El arte de la entrevista).

Producida por Verteatro, la función se estrenó en el Teatro Principal de Alicante para seguir de gira por toda España, hasta su estreno en el Teatro Bellas Artes de Madrid el 24 de abril.

 La vuelta de Nora. Casa de muñecas 2 comienza con una llamada a la puerta, la misma puerta que Nora cerró de un portazo quince años atrás justo antes de que cayera el telón.

Después de abandonar su casa, a su marido, sus hijos y su niñera, la protagonista se ha convertido en una exitosa escritora feminista. La razón de su vuelta es formalizar los papeles de divorcio, para lo que necesita la firma de su ex marido, Torvald. Durante el transcurso de la obra, Nora será cuestionada sobre sus actos y el tiempo que ha estado desaparecida (llegando incluso a darla por muerta), así como recriminada por las consecuencias de su huida, expresadas desde cada uno de los puntos de vista de los personajes.

Su estreno en Broadway fue la sensación de la temporada recibiendo excelentes críticas tan rotundas como “La mejor obra de la temporada” (The New York Times) o “Lo único que quiero hacer el resto de mi vida es hablar de “Casa de Muñecas, Segunda Parte” (The Washinton Post) ayudaron a este fenómeno que cosechó ocho nominaciones a los Tommy, entre los que destacan Mejor Obra, Mejor Dirección y Mejor interpretación.

El actor Roberto Enríquez, nos habló sobre el personaje que interpreta: «Torbal es una de las cuatro patas de esta silla. Trata del regreso de Nora, después de que se fue abandonando a su marido y sus hijos en busca de si misma. Regresa 15 años más tarde con una necesidad imperiosa. Todos estos años de ausencia se vienen encima con la presencia de esta mujer; es un revulsivo para toda la familia. Hay un discurso ideológico por parte de todos los personajes y está trufado con todos los sentimientos y partes centrales de las personas. Todo esto hace que la obra no tenga ningún tinte maniqueo y acabas comprendiendo a todos los personajes. El texto invita a que los espectadores haga su propia reflexión sobre los hechos». Se ha mostrado muy orgulloso de la acogida que ha tenido del público, muchas veces colgando el cartel de aforo completo «hemos recorrido prácticamente toda la geografía española con éxito brutal; no solo éxito de que se llene el teatro sino reacción durante y al terminar la función. Ese silencio sepulcral que se crea y esa relación con los espectadores mientras la estás haciendo y luego las devoluciones de la gente cuando la ha visto. Estamos muy contentos y es cuando el teatro tiene sentido y sirve para poner un espejo y para removerte cosas». Confiesa que tiene alguna que otra manía antes de salir a escena: «tengo mi ritual, que intento no engancharme a ninguno en concreto. Todos los días preparo una infusión de tomillo para toda la compañía y necesito mi tiempo para mi. Quito casi todas las luces de los espejos del camerino y dejo una, por que a veces tienes la sensación de estar en un quirófano. A mi me gusta la luz más tenue, me pongo mi música, puedo encender una vela… caliento mi voz».

La actriz, María Isabel Díaz interpreta a Anne Marie «es la persona que se quedó a cargo de la casa, del marido y de los hijos de Nora cuando dio su primer portazo. Esta mujer tiene un recorrido anterior con Nora; fue prácticamente quien la creo y se quedó con el eje maternal cuando ella se fue. Es el contrapunto de Nora. Es una mujer más convencional y apegada a las normas; posiblemente sea una mujer que crea que las cosas son así por que así han sido siempre. Es el punto de amor, lo siento como que es un personaje que recorre el lado emocional de la mujer. Es un personaje fabuloso; se enfrenta a Nora, la recrimina». También hablamos con ella, sobre el final que le dieron a su personaje en ‘Vis a Vis’: «me fascinó. El final reivindica cosas tan tremendas de como, cuando y donde morir. Va a una cosa muy cercana y cotidiana. Ha sido un regalo de personaje y esta manera de irse Sole es una de las maneras más mágicas y grandes». Sobre sus próximos proyectos nos contó que está rodando una serie y que va a ser un bombazo «voy a hacer también un personaje en una película que se va a empezar a hacer y dos meses maravillosos con esta obra y todo el mundo que pase por aquí, se va a ir removido».

Elena Rivera interpreta a la hija de Nora «hay muchas capas detrás y se nota que hay una herida que parecía cerrada y cicatrizada, pero al volver Nora, se tambalea todo». Nos cuenta alguna que otra anécdota: «soy un horror para que se me queden las cosas, pero decirte que tenemos una canción que la empezamos a escuchar a petición de Roberto. Es una canción de Rozalen y se llama ‘volar’. Estuvimos un tiempo todo el rato escuchándola y dijimos que se tenía que quedar como un ritual antes de salir». Confiesa que no es nada maniática «intento estar un rato antes concentrada y no hacer el bobo. No tengo ninguna manía y como mucho estos rituales en conjunto». Hablamos también con ella sobre la nueva temporada de ‘Cuéntame como pasó’ «no he tenido mucho tiempo, pero he visto alguno. He tenido mucho trabajo y también con las prácticas de magisterio. Algún capítulo he visto y me ha gustado mucho, es una nueva etapa que ellos comienzan».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *