Yulia Demoss: «Soy bastante exigente a la hora de encontrar el amor»

Yulia Demoss es una de las camareras del programa de Cuatro ‘First dates’. Aparte de ser una celestina del amor, también es modelo y cantante. Conocemos más acerca del programa y de su vida en esta entrevista.

Fotografía: Lola Olivares

Pregunta: ¿Cómo llegas desde Rusia hasta España?

Respuesta: Llegué con mucho amor a España. Antes de venir aquí, yo ya había hablado español; lo estudié en Moscú en el Instituto Cervantes. Mientras me sacaba la carrera, venía a veranear y tenía contacto con el país. Al terminar la carrera estaba trabajando en Moscú y pensé que me apetecía seguir formándome fuera de mi país y decidí venirme a estudiar. Vine por unos 9 meses y aquí sigo, 10 años después. Estando en Moscú, también aprendí español con ‘Los Serrano’.

P.: ¿Cómo llegó ‘First Dates’ a tu vida?

R.: Mediante un casting. Los actores lo que hacemos es ir a los casting todas las veces que nos sea posible. Un día vi la prueba para el programa y me presenté; pensé que tenía todo lo que estaban buscando. Me hicieron hablar varios idiomas, algunos ejercicios de acting y al cabo de un mes me llamaron para decirme que estaba dentro. Cuando recibí la llamada, no me lo creía. Grabamos una temporada y luego han llegado más.

P.: ‘Cuarto Milenio’ tuvo algo que ver en tu carrera profesional…

R.: En televisión es lo primero que hice, pero ya había realizado varios cortos y participado en varias películas. En el programa, se caracterizó una historia de una princesa de Noruega, que obviamente daba el perfil (rubia, ojos azules…). Aquí hice el papel que me enamoraba de un español y dejaba mi país para venir a España.

P.: Fuiste la primera, que se atrevió a buscar pareja en el programa…

R.: Confié en el equipo. Por aquel entonces, no tenía pareja y veía que hay algunas que funcionan. Entonces, propuse presentarme aunque al principio nos lo tomamos como a broma. Tras un tiempo, se tomó más en serio y ahí estuve, aunque tardaron en elegirme la cita. Ese día estaba muy nerviosa, pero fue muy bonito y gracioso; una experiencia muy bonita.

P.: ¿Sigues con él?

R.: No. Tras la cita dije que no quería una segunda cita, a pesar que el chico resultó ser muy majo y atractivo. Aunque, lamentablemente, no surgió esa chispa de la que tanto hablan. Somos muy amigos ahora y de vez en cuando nos mandamos mensajes para preguntar si estamos bien. Cada vez que voy a Barcelona lo llamo para tomar un café, pero en otro plan.

P.: ¿Ahora está tu corazón ocupado?

R.: Ahora mismo no.

P.: ¿Qué tiene que tener un chico para estar contigo?

R:: Si te soy sincera… soy bastante exigente a la hora de encontrar el amor y a lo mejor, por eso sigo soltera. Tengo que reconocer que también tengo muchas cosas que dar y no puede ser que tú estés dispuesta a dar muchas cosas y la otra persona no. Me tienen que gustar físicamente, eso es esencial. Muchas gente dice que el físico no importa, pero es lo primero que entra y te tiene que atraer algo de la persona. A partir de ahí, obviamente, tratas de conocerlo. Tiene que ser positivo, feliz consigo mismo, generoso, curioso, ambicioso, que le de importancia a la familia, inteligente… yo estaba pidiendo que hablara un inglés fluido. No por ser ‘tiquis miquis’, pero mi estilo de vida es viajar mucho y tengo muchos amigos de fuera. Si él no habla inglés, va a perder mucho conmigo y no voy a estar todo el tiempo traduciendo.

P. En ‘First Dates’ estuvieron Andrea e Ismael de ‘La isla de las tentaciones’…

R.: Sí. Se conocieron el primer año que abrimos el restaurante. Cuando ellos pasaron por el restaurante, no estaba aquel día. Cuando les vi en ‘La isla de las tentaciones’, me dijeron mis compañeros que habían estado en el programa.

P.: ¿Participarías, por ejemplo, en ‘La isla de las tentaciones’?

R.: ¿De tentadora? Estoy abierta a muchas cosas, pero mi prioridad es actuar. Si encuentro un proyecto interesante en televisión ¡Por qué no! Lo de ‘La isla de las tentaciones’ tendría que pensármelo. A lo mejor, cuando tenga pareja, para ponerla a prueba, iría.

P.: Salisteis también del restaurante, para embarcaros en ‘El crucero del amor’. Hubo polémica con dos personas, que se hicieron pasar por solteras y estaban casadas ¿Cómo lo vivisteis?

R.: Nos llevamos una sorpresa desagradable por todo el trabajo que hizo el equipo. Estuvimos bastante tiempo eligiendo a las personas que podían ir, organizando toda la producción… podría decir que son muy buenos actores. Actuaron muy bien, como que no se conocían de nada. Fue muy triste averiguarlo porque nuestro objetivo es que, personas que no se conocen, se citen en el programa y se enamoren. Si desde el principio se conocen y están casados… Fue un poco duro.

P.: El mejor y el peor momento que has vivido en el programa ¿Cuál ha sido?

R.: El mejor momento para mi, fue cuando fui a cantar al programa. Me lo pasé muy bien y estuve muy feliz; fue una experiencia muy interesante. También el momento de buscar pareja fue muy especial. Me hizo reflexionar mucho y cuando vas a tener una cita, tienes que pensar, como quieres que la persona te conozca. En casa estuve haciendo ejercicios mentales para presentarme y contar como soy. Los momentos que vivimos a diario también son bonitos; la gente que se enamora, las que se casa, las que tienen hijos…

P.: ¿Cómo estás llevando estos días?

R.: Al principio por mi cabeza pasó el miedo y el caos. Me encanta viajar y tenía ciertos planes, como asistir al cumpleaños de mi abuela en Moscú. Después de pasar una semana, estoy mucho más tranquila y me he adaptado a la situación. Estoy intentado sacar provecho de todo esto que tenemos ahora. Me formo, leo libros, veo películas que tenía pendientes… estoy bastante calmada y en paz.

P.: ¿Haces mucho deporte?

R.: Por la mañana sí y eso es muy importante en mi rutina. Cuando tenemos mucho tiempo libre y estamos en casa, lo primero que hay que hacer es planificar, para que esto no sea un caos. Tenemos que pasar muchos días en casa y los primeros días me levantaba a las 12 con tranquilidad. Ahora me levanto todos los días a las 7:30, me tomo mi agua con limón y como un plátano. Después hago ejercicio, pero no todos los días tienen que ser duros. Tengo mis aplicaciones para hacer deporte. Es importante hacer deporte una hora antes de comer o después. Mientras desayuno leo las noticias, me tomo mi café y leo. Por la tarde, me gusta más ver películas y por la mañana me gusta estar más centrada y en silencio.

P.:¿Cómo está la cosa en Rusia?

R.: En Rusia, según lo que nos cuentan por la televisión, las cosas están mejor. Hasta ahora solo tenemos 400 personas infectadas. Desde que empezó todo esto, Rusia cerró la frontera de 4200 kilómetros con China. El virus que se está propagando ahí, es el que viene de Europa. Se han puesto muy serios también en el aeropuerto, ningún extranjero entra en el país. En el control también están muy estrictos y te toman la temperatura. Cuando bajas, te toman una muestra de nariz y boca. Si no tienes fiebre, te hacen firmar un papel, donde das el consentimiento de pasar la cuarentena de dos semanas en casa. Nadie está controlando si estás en tu casa o estás paseando; la cuarentena en Rusia no es obligatoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *